14 February 2020

 

 

Los Salvacionistas y amigos en el Territorio Norte de India disfrutaron una semana de celebración, gozo, amor, transformación y bendición al recibir al General Brian Peddle y a la Comisionada Rosalie Peddle. A su vez, ellos disfrutaron de la hospitalidad, de la comida tradicional y de colores alegres de la cultura.

Los líderes internacionales visitaron las escuelas del Ejército de Salvación en Moradabad, Uttar Pradesh, Batala y también visitaron el Hospital Mac Robert en Punjab. Los estudiantes presentaron actividades culturales, tales como danzas, cantos y representaciones dramáticas. Para sorpresa de los alumnos, ¡el General y la Comisionada Peddle se unieron en las danzas!

“Se supone que yo debo brindarles palabras de ánimo”, dijo la Comisionada Peddle, “pero hoy ustedes me han animado a mí en gran manera”. Les aconsejó a los alumnos a confiar en el Señor, a nunca rendirse y a siempre apuntar a más. El General les dijo: “siempre recuerden que Dios cuidará de ustedes”.

En la escuela del Ejército de Salvación en Batala, el General inauguró una nueva cancha de básquetbol y luego jugó con el equipo del colegio. Luego fueron al hospital, donde llevaron palabras de ánimo a los pacientes y a los miembros del personal.

Se realizó un desfile previo a un congreso de niños y jóvenes, al cual asistieron más de 2000 jóvenes. Los miembros de la congregación apreciaron particularmente el momento en que el General y la Comisionada invitaron a los niños a sentarse en sus asientos cuando ellos se levantaron para predicar.

Se les recordó tres cosas que deben hacer los jóvenes cuando enfrenten dificultades: huir de las tentaciones; seguir a Dios; y luchar por lo que es correcto. Luego del mensaje de la Biblia, más de 600 jóvenes respondieron y afirmaron que querían seguir a Jesús.

Más de 2000 mujeres asistieron al congreso femenino, donde la presencia del Espíritu Santo se sintió. La Comisionada Peddle mencionó que las mujeres pueden ser poderosos testigos de Dios si es que tienen una fe sólida.

En las reuniones públicas, el General desafió a los Salvacionistas y amigos del Ejército de Salvación a estar listos, a estar comprometidos y a asumir la responsabilidad para cumplir con la misión de Dios.

“¿Qué requiere Dios de nosotros?”, preguntó el General. “Él requiere que seamos su pueblo hoy y cada día”.